Connect with us

CirculoDigital

Implementar programas de apoyo para maestros de comunidades indígenas: Herrera Deras

Published

on

Ciudad de México, 01 de Junio (MENSAJE POLÍTICO/CÍRCULO DIGITAL).-En México existen 15.7 millones de indígenas que padecen rezago educativo. De acuerdo al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), 19.2 por ciento son analfabetas; además, las escuelas de educación preescolar, primaria y telesecundaria carecen de condiciones idóneas, lo que impide dar a este sector una formación eficiente y oportuna, afirmó el diputado Alfredo Miguel Herrera Deras, PAN.

Los estados que concentran el mayor retraso histórico y sistemático son Puebla, Veracruz, Oaxaca y Chiapas; el Programa Especial de los Pueblos Indígenas 2014-2018 señala que es un tema cíclico caracterizado por bajos niveles de logro escolar, alta deserción y escaso rendimiento académico.

Ante ello, Herrera Deras plantea en una iniciativa reformar el artículo 33 de la Ley General de Educación para que las autoridades educativas desarrollen programas de apoyo a maestros que prestan sus servicios en comunidades indígenas.

El diputado panista menciona que el objetivo es fomentar el arraigo en sus lugares de origen, y alentar la formación que permita a los estudiantes integrarse a otros espacios nacionales y cumplir con el calendario escolar.

El documento que se encuentra en la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, cita que las modalidades de enseñanza como primaria, educación bilingüe y bilingüe intercultural no han podido reducir las brechas entre la población indígena y la que no lo es, sobre todo, al medir las tasas de continuidad educativa y rendimiento escolar.

Señala que no todos los niños con alguna lengua indígena terminan la educación básica. En 2010, únicamente 53 por ciento de alumnos de 12 a 14 años tenían primaria completa, y sólo 37 por ciento de 15 a 17 años terminaron la secundaria; además, la tasa de deserción es de 1.51 por ciento, mientras que la de reprobación alcanza 5.6 por ciento.

El Informe Anual 2014 de Unicef, establece que 69.3 por ciento de adolescentes indígenas asisten a la secundaria, frente a 83.9 por ciento que no son.

En el estudio “Buenas prácticas sobre educación indígena”, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia puntualiza que “dos tercios de las escuelas de las comunidades pertenecen a la modalidad de multigrado, en la que un mismo docente tiene la responsabilidad de atender a alumnos que cursan más de un grado, lo cual puede tener un efecto negativo en la calidad de los servicios educativos si el maestro no dispone de metodologías, técnicas o herramientas pedagógicas acordes con el entorno en el que se desempeña”.

Los profesores de escuelas de multigrados han enfrentado agudos desafíos al hacerse responsables de la planeación y la enseñanza del contenido académico; la mayoría se desenvuelve en lugares de alta marginación en donde se habla poco español, señala la iniciativa.

Los docentes no tuvieron la suficiente instrucción durante su formación y carecen de métodos adecuados de enseñanza de lectura y escritura en lenguas originarias.

La iniciativa considera apremiante una formación multidisciplinaria de los profesores para dotarlos de las herramientas necesarias que les permitan guiar a estudiantes de estas poblaciones, y sean promotores de una educación más equitativa que no conozca de limitaciones geográficas.

Con la conformación de programas multidisciplinarios, se estaría haciendo frente al reto de ampliar la visión tanto de los cambios socioculturales del contexto nacional global, como los nuevos contextos multiculturales.

Mientras no se consolide un verdadero esfuerzo, acorde a la realidad de México, se continuará con las mismas omisiones que afecten la socialización en el desenvolvimiento educativo durante las diferentes etapas, señala la iniciativa.

CirculoDigital

Indígenas homosexuales, invisibilizados por el Estado y la Academia

Ciudad de México, a 01 de Junio (MENSAJE POLÍTICO/CÍRCULO DIGITAL).-La invisibilidad de las personas indígenas homosexuales fue puesta en la mesa de diálogo “Diversidad sexual en zonas indígenas”, en el marco de la quinta edición de la feria del libro Librofest 2018.

Published

on

By

Ciudad de México, a 01 de Junio (MENSAJE POLÍTICO/CÍRCULO DIGITAL).-La invisibilidad de las personas indígenas homosexuales fue puesta en la mesa de diálogo “Diversidad sexual en zonas indígenas”, en el marco de la quinta edición de la feria del libro Librofest 2018.

Ahí, Jorge Mercado Mondragón, profesor adscrito al Departamento de Sociología de la unidad Azcapotzalco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), comentó que el tema de la diversidad sexual en grupos indígenas ha sido poco analizado y estudiado, es un tema que apenas se inicia y hay muy pocas investigaciones recientes.

Por esto mismo, “de lo que se trata este Foro es de visibilizar la condición de la diversidad sexual en grupos indígenas a partir de dos ejes: el primero son los derechos humanos; el segundo eje son las políticas públicas en torno a este tema”.

En cuanto al primer eje, lo que se ha observado es que es una condición aparentemente inexistente porque por ser indígenas son por definición heterosexuales “y entonces ahí no cabe la diversidad sexual, pero evidentemente es un grupo donde hay personas que pertenecen a la diversidad sexual”.

Jorge Mercado refirió que las personas indígenas por serlo son objeto de racismo cotidiano, “entonces en un indígena homosexual, pues hay una doble o triple vulnerabilidad para la persona” y esto violenta sus derechos humanos.

Dijo que cuando las comunidades indígenas están sujetas a sistemas normativos inflexibles y rígidos, la diversidad sexual no puede emerger y se generan estigmas en ese sentido, más, agregó, lo grave no es sólo el hecho de que los estigmas no han terminado, sino que el tema está invisibilizado.

“Para este país los indígenas homosexuales no existen” ni para el sector público, ni para el Estado y lo peor es que tampoco para la Academia pues a la fecha son contadas las investigaciones realizadas al respecto, y éstas han sido desde la perspectiva antropológica al abordar el tema del padecimiento del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

En consecuencia, explicó, se carece de estadísticas respecto al número de personas de sexualidad diversa en México, “sólo se estima que es el 5 por ciento de la población total del país, pero cuando se habla específicamente de la población indígena se complica terriblemente porque no existe estudio alguno. Quizá las personas de la diversidad sexual más visibles son los muxes en Juchitán, Oaxaca, por el trabajo que han hecho en torno a los derechos humanos y la diversidad sexual en el Istmo de Tehuantepec”.

De la población indígena en México se sabe que está conformada por 68 grupos indígenas, y asciende a 12.5 millones de personas aproximadamente y representan alrededor del 10 por ciento de la población total, siendo los nahua-hablantes la población indígena en mayor número.

Respecto al eje de las políticas públicas, Mercado Mondragón comentó que lamentablemente no existe ninguna para la población indígena homosexual, “hay prácticamente nada. No hay un peso que se destine para atender a la diversidad sexual en zonas indígenas”, por lo cual los esfuerzos de cinco tesistas de nivel licenciatura y posgrado de la UAM Azcapotzalco actualmente, se centran en el estudio de este tema en comunidades de la región del Istmo de Tehuantepec, en la zona limítrofe entre los estados de Puebla y Oaxaca, en la zona ñañú del estado de Hidalgo y en la región de San Luis Potosí.

Refirió que existen dos secretarías de la diversidad sexual: una en el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y otra en Morena, “pero se están aglutinando en torno al voto ciudadano y no han trascendido a las políticas públicas o al ámbito legislativo”.

El tercer eje, agregó, tiene que ver con los usos y costumbres de los grupos indígenas que entre más heteronormativos sean, será más complicado que emerjan las manifestaciones de diversidad sexual, siendo el estigma el precio a pagar.

Pero, además, dijo, el Estado concibe a los indígenas como menores de edad porque para él no entienden muchas cosas, además de considerarlas personas asexuadas, y en ese sentido se oculta la urgente necesidad de una identidad sexodiversa.

Por otra parte, el profesor Juan Ramón Martínez se refirió a los derechos humanos porque “es inconcebible no tener el derecho a la salud y alimentación, al trabajo, y pareciera se han quedado en el olvido otros derechos humanos como los derechos culturales y sexuales”.

En el ámbito político, explicó el catedrático, tanto para las derechas como para las izquierdas el tema del cuerpo humano era completamente ajeno, no era una demanda social que importara o se estableciera de manera fundamental para una democracia, tan es así que los derechos de la mujer hasta hace no mucho tiempo fueron reconocidos con el derecho al voto.

“Las mujeres siempre han permanecido al margen del desarrollo social y político, pese a que constituyen poco más de la mitad de la población, y a esa mitad les estaban siendo negados sus derechos plenos constitucionales”.

De la misma forma, dijo, ocurre con el derecho a la diversidad, a quienes disienten de la norma heteropatriarcal, “hablamos de los rebeldes y disidentes sexuales que han sido señalados desde tiempo atrás como los sodomitas, los pecadores, enfermos o socialmente marginados”.

“Mantener una disidencia sexual en la historia de la humanidad ha sido un verdadero peregrinar y un camino doloroso por disentir de la norma heterosexual que es racistamente blanca, católica y poderosa en el sentido productivo”.

Finalmente, Ramón Martínez comentó que desde 1995 a 2015 se han registrado más de mil 300 asesinatos por odio homofóbico y aún reconocerlo actualmente es un tema que está en debate, porque hay un regateo entre lo que es el crimen pasional, “estos son los que jurídicamente están reconocidas como crímenes de odio”, pero de acuerdo con organizaciones no gubernamentales, el número de crímenes asciende a cinco veces más.

En esta mesa estuvieron presentes además los profesores Oscar González Gómez, del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) y Raúl Arriaga Ortiz, de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH).

Continue Reading

CDMX

Los peligrosos lunes en las delegaciones Benito Juárez, Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo

Ciudad de México, 01 de Junio  (JUAN R. HERNÁNDEZ/CÍRCULO DIGITAL).-  “Mal empieza la semana al que ahorcan en lunes”, es un dicho de nuestros abuelos que bien se puede aplicar a la CDMX, pues de acuerdo a Alejandro Desfassiaux, presidente fundador del Consejo Nacional de Seguridad Privada, el 41.22% de todos los robos a negocios en el país se concentran en la capital donde este delito sólo se denuncia en uno de cada 10 casos.

Published

on

By

Ciudad de México, 01 de Junio  (JUAN R. HERNÁNDEZ/CÍRCULO DIGITAL).-  “Mal empieza la semana al que ahorcan en lunes”, es un dicho de nuestros abuelos que bien se puede aplicar a la CDMX, pues de acuerdo a Alejandro Desfassiaux, presidente fundador del Consejo Nacional de Seguridad Privada, el 41.22% de todos los robos a negocios en el país se concentran en la capital donde este delito sólo se denuncia en uno de cada 10 casos.

Con 996.2 robos a negocios por cada 100 mil habitantes, la capital del país ocupa la tercera posición en este delito después de Tabasco y Baja California dice el autor quien señala que el 55% de los casos reportados se centran en dinero en efectivo seguido de artículos fáciles de transportar como cerveza, cigarros, alimentos.

“Tiendas de conveniencia, farmacias, gasolineras, abarrotes y autoservicios son los principales afectados por el robo con 24,18,13,8 y 4% de los casos denunciados y en una tercera parte de ellos detectamos que tal delito se perpetra de 16 a 20 horas y en 27%  de las veces se efectuó en día lunes”, comenta Desfassiaux.

El corredor más afectado es el Roma Condesa y las delegaciones donde se concentra el robo a negocios es Benito Juárez, Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo con 22, 11 y 9% de los casos comenta el autor que dio cinco propuestas para lograr la tranquilidad de la ciudadanía.

“Al incremento de este delito que aumenta 15% cada mes en promedio durante los últimos tres años, aparece el robo a restaurantes. Inició hace cuatro años al tomar subrepticiamente los bolsos y pertenecías de las personas distraídas, pasó a tomar a punta de pistola la caja de la empresa y ahora hasta a los comensales les quitan dinero en efectivo”, menciona Desfassiaux.

El autor comenta que en los últimos tres meses inició el robo a joyerías, perfumerías y boutiques de artículos suntuarios. “Es probable que esta modalidad aparezca porque los compradores de artículos de lujo no compran en línea. Prefieren acudir a las tiendas físicas y esto es una característica atractiva para los delincuentes”,  refiere Desfassiaux.

El autor de Cómo poner un alto en la inseguridad en México refiere que en el robo a negocio el 52% de los casos denunciados se realizan sin violencia y compartió un dato sobre este delito: “ en enero de este año, en México se denunció un robo a negocio cada cinco minutos. En el 78% de las veces se trató de un ladrón solitario o acompañado de una sola persona en 85% y en el 76% de los casos fue menor de 42 años.

Vale mencionar que en 2017, sólo en la Ciudad de México, “de todas las personas capturadas en flagrancia de este delito, sólo 24% se consignaron y vincularon a proceso y de ellas sólo al 5.5% les dictaron sentencias condenatorias. Esto habla de la complejidad del delito que en una tercera parte de las veces se realiza con arma de fuego y en 25% de las ocasiones emplea arma punzo cortante”, finalizó el experto en seguridad.

Continue Reading

Ciencia y Tecnología

Altas temperaturas en México no son inusuales, pero sí la frecuencia de las olas de calor

Ciudad de México, 01 de Junio (AMPRYT/CÍRCULO DIGITAL).- Las olas de calor se han vuelto más frecuentes en las zonas urbanas de México, eso es lo que ha cambiado, no la temperatura.

Las altas temperaturas registradas últimamente, ocasionadas por las olas de calor, no son inusuales, incluso los datos registrados el año pasado fueron levemente más altos que en este 2018.

Published

on

By

Ciudad de México, 01 de Junio (AMPRYT/CÍRCULO DIGITAL).- Las olas de calor se han vuelto más frecuentes en las zonas urbanas de México, eso es lo que ha cambiado, no la temperatura.

Las altas temperaturas registradas últimamente, ocasionadas por las olas de calor, no son inusuales, incluso los datos registrados el año pasado fueron levemente más altos que en este 2018.

Estas variaciones se han desarrollado en las últimas décadas, y se pueden atribuir a múltiples factores, no sólo al calentamiento global: el aumento en la frecuencia de eventos de El Niño y el crecimiento del asfalto urbano, que originan la formación de islas de calor o térmicas, porque ese material absorbe más radiación que otros recubrimientos, afirmó Paulina Ordoñez Pérez, investigadora del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA) de la UNAM.

“Hoy, lo que tenemos es un anticiclón en la tropósfera media y media baja, que cubre buena parte del territorio nacional, lo que propicia las condiciones ideales para que ocurra una ola de calor, fenómeno que hace que el aire sea muy estable, cálido y seco, y ocasiona poca cobertura nubosa”, explicó.

Los registros históricos muestran que las altas temperaturas en la primavera son normales, sobre todo en los meses de abril y mayo. “De hecho, las olas de calor se definen en función de las temperaturas ‘normales’ para cada región del país, de ahí que se diga que en cada estado hay una temperatura promedio y otra máxima promedio, y cuando esta última se rebasa durante varios días, hay una ola de calor”, remarcó.

Elda Luyando López, también académica del CCA, expuso que a la presencia de olas de calor se debe agregar el calentamiento por islas térmicas o de calor, que consisten en la diferencia de temperaturas en la misma urbe: más elevada en el centro, especialmente por las noches, debido al cúmulo de construcciones en esa área. Esto se debe a que se conserva el calor en las edificaciones y se dispersa de manera distinta en el campo, estableciéndose diferencias de temperatura entre estos dos entornos.

Durante la noche nos sentimos agobiados por el bochorno dentro de nuestros hogares, y si salimos a la calle sentimos fresco, y esto es porque las construcciones guardan calor, detalló.

“Las sensaciones térmicas se pueden medir a través de índices bioclimáticos, que toman en cuenta variables como la temperatura, humedad, velocidad del viento y radiación de las paredes, entre otras; esto proporciona una medición más cercana a la realidad, que sólo tomar la temperatura”.

La integrante del Grupo de Cambio Climático y Radiación Solar del CCA aclaró que si bien el calentamiento urbano no ha matado a nadie, sí contribuye al malestar por la pérdida del confort térmico de la población, y puede llegar a influir en actividades cotidianas como dormir, trabajar o practicar un deporte; además, se consume más agua, y algunos padecimientos se pueden recrudecer.

Al respecto, Ordoñez Pérez comentó que las temperaturas extremas afectan a toda la población, principalmente a niños y personas de la tercera edad, que pueden presentar deshidratación, dificultades respiratorias y agotamiento.

Finalmente, las académicas destacaron que la escasa o nula presencia de nubes aumenta las probabilidades de que haya más radiación, por lo que es recomendable protegerse con el uso de bloqueadores solares, ropa de manga larga y colores claros, sombreros o gorras y lentes para el sol.

Continue Reading

Trending