Cada 3 minutos hay una víctima de trata en México: ONU

En México, según la Asociación Nacional contra la Trata Humana en la Sociedad (ANTHUS), cada año hay alrededor de 800 mil nuevas víctimas de este delito, de las cuales uno de cada tres son niños menores de 14 años. Además, el 90 por ciento de las víctimas nunca son rescatadas.

Asimismo, esta organización estima que el negocio de la Trata de personas en México, representa la tercera fuente de ingresos para la delincuencia organizada, sólo después del narcotráfico y el tráfico de armas, con ganancias superiores a los 150 mil millones de dólares anuales, cifras mayores a las ganancias reportadas por empresas como Google, Ebay y Amazon juntas, como punto de comparación.

Incluso, algunas de las estimaciones más conservadoras señalan que el número de niños y niñas sometidos a la esclavitud sexual en México ronda entre los 16 mil y 20 mil al año. Mientras que otras estimaciones calculan que la misma cifra llega hasta 70 mil niños, de los cuales 50 mil son explotados en las zonas fronterizas y 20 mil en el resto del país.

“La trata de personas victimiza principalmente a grupos vulnerables, pues prospera y se reproduce en el abuso de las debilidades y deficiencias de aquellos que, por su condición de género, edad, ingreso, etnia, etc, ofrecen menos resistencia frente a la explotación de quienes los somete. Además, representa una sangría de recursos importante. En México, la Trata representa la tercera fuente de ingresos para la delincuencia organizada y en promedio, cada tres minutos una persona desaparece víctima de este delito”, afirma ANTHUS en su último informe sobre este flagelo.

Por su parte, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), advierte en la última edición de su revista Ser Migrante, que el problema de la Trata es particularmente grave en las zonas fronterizas, en las comunidades indígenas, para los migrantes, y para las mujeres y los niños.

La agencia de la ONU destaca, así mismo, que México enfrenta retos muy complejos para dar solución y remediar algunos de los problemas relacionados con la Trata de personas, tanto a nivel nacional como internacional.

Los principales retos que ve la OIM tienen que ver con la inestabilidad, la violencia generalizada, la pobreza, la educación y la impunidad en México, además de la posición geográfica y el control de las fronteras.

“El think tank llamado Council on Foreign Relations tiene una guía interactiva en línea que supervisa algunos de los conflictos más importantes en el mundo actualmente. Según esta fuente, el conflicto interno en México ha generado entre 80 mil y 100 mil muertes causadas por el crimen organizado desde el 2006, cifras similares a las de países como Afganistán, Somalia, Yemen, y parece ir empeorando”, afirma la OIM.

Alerta, además, que las comunidades indígenas y migrantes son las que experimentan las peores condiciones educativas y económicas en el país, lo que los convierte en los más vulnerables para ser víctimas de Trata.

Por último, la ONU destaca que la impunidad continúa siendo uno de los factores que fomentan la Trata de personas en México. “Mientras la corrupción y la impunidad sean prevalecientes, también lo serán las malas prácticas por parte de funcionarios, policías, militares, y de los mismos ciudadanos. Es importante que el gobierno muestre la capacidad de establecer orden y hacer cumplir la ley, para evitar la reproducción y permanencia de las redes que operan en la clandestinidad y lucran con la dignidad de las personas. Para evitar una cultura que normaliza las violaciones de los derechos humanos”, afirmó.