Listo, sistema de celdas solares para hospitales capitalinos

El Sistema de Salud de la Ciudad de México es un referente nacional y atiende estándares internacionales en materia de cuidado del ambiente, afirmó el jefe de gobierno, José Ramón Amieva Gálvez.

Durante la instalación del sistema de calentamiento mediante celdas solares en el Hospital de Especialidades “Belisario Domínguez”, informó que suman 10 hospitales públicos con tecnología de este tipo que permite un ahorro de 35 por ciento en el costo de facturación del suministro de combustibles convencionales, principalmente gas y diésel.

También, de esta manera el sector salud contribuye en la tarea de disminuir la emisión de gases de efecto invernadero y en la mitigación de los efectos del cambio climático.

Amieva Gálvez destacó que los 10 sistemas de calentamiento solar instalados en hospitales, y que cuentan con monitoreo en tiempo real, tuvieron una inversión de 20 millones de pesos.

Además de la atención a las personas, los hospitales de la capital del país se colocan a la vanguardia en cumplimiento de estándares establecidos para el cuidado de ambiente y sobre el uso de energías limpias.

El mandatario capitalino gobierno subrayó que el Hospital “Belisario Domínguez” además de los 29 consultorios, laboratorio, banco de leche humana, esquema de citas para una atención rápida y eficiente, así como disposición de camas, ahora cuenta con un sistema moderno de calentamiento de agua.

Al respecto, la titular de la Secretaría del Medio Ambiente local, Tanya Müller García, comentó que en la Ciudad de México cada año se utilizan tres mil 400 millones de metros cúbicos de gas LP, 3.6 millones de metros cúbicos de gas natural y dos millones de metros cubico en diésel.

Con la instalación de este sistema en los 10 hospitales, añadió, se prevé que al año de su funcionamiento se ahorren 481 toneladas de emisiones de dióxido de carbono.

A su vez, el titular de la Secretaría de Salud, Román Rosales Avilés, destacó la importancia de impulsar esquemas de este tipo, que coadyuvan a mitigar el efecto del cambio climático en la salud y a preservar el ambiente en beneficio de las futuras generaciones.

El sistema de calentamiento solar funciona a través de tres componentes: colectores solares, termotanques y sistema de control, que permiten el ahorro en compra de combustibles y reducción de emisiones que contaminan el ambiente.

El Hospital de Especialidades Belisario Domínguez, se suma a la lista que conforman los generales de Milpa Alta y La Villa, los pediátricos de Iztapalapa y Tacubaya; los materno infantil Inguarán, Tláhuac y Topilejo.

Asimismo, el Materno Infantil Magdalena Contreras, el Pediátrico Coyoacán y los hospitales Pediátrico La Villa y el General de Iztapalapa, que tienen dos sistemas de monitoreo adicionales. Todos son parte del Programa de Acción Climática de la Ciudad de México para aprovechar la energía renovable y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Las autoridades señalaron que la instalación de estos sistemas en hospitales públicos, que se ha realizado de 2015 a la fecha, ha contado con la asistencia técnica de la Agencia para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos y se espera ampliar el beneficio a otros nosocomios para reducir el costo de facturación en el suministro de combustibles.