Sheinbaum transparentará Fideicomiso Central de Abasto para evitar corrupción

La jefa de Gobierno electa de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, informó que realizará una revisión a fondo de la situación de la Central de Abastos, cuyo fideicomiso es opaco y se encuentra bajo la sospecha de la corrupción.

“Vamos a limpiarlo, porque hay contratos que son muy oscuros, como los que tienen que ver con el peaje, que no está claro, y queremos entrar en un proceso de automatización, de tal manera que no se maneje efectivo que se preste a mala utilización”, declaró Sheinbaum Pardo.

La cuestión, abundó la morenista, es que los recursos utilizados en la operación de la Central de Abastos entren directamente al fideicomiso y una parte importante se quede en ese centro de distribución para su mejoramiento.

El objetivo, dijo, es que se habrá el fideicomiso, porque con el pretexto de qué hay recursos privados se presta a estos manejos oscuros que evidentemente se tienen que transparentar.

Indicó que al llegar al gobierno capitalino se fortalecerán los talleres del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, como los que están en La Paz y Ticomán, que son muy grandes y pueden “repotencializar” los vagones que se encuentran parados porque no hay recursos para rehabilitarlos.

Precisó que comprar nuevos vagones es muy oneroso, por lo que se va aprovechar la experiencia de los trabajadores del Metro, con lo que se considera un esquema para la manutención y recuperación de los trenes que existen y no funcionan.

Sheinbaum Pardo no descartó la posibilidad de usar la figura de arrendamiento, como ya se hace en la Línea 12, porque pensar en chatarrizar lo que se tiene y comprar otros no entraría dentro del presupuesto, cuando menos en el corto plazo, dijo.